• La actividad agrícola consume casi 70 por ciento del agua dulce disponible para el consumo humano.
 
Debido al notable crecimiento de cultivos hidropónicos que evitan el daño al medio ambiente, se aprobó el proyecto de decreto de las Comisiones Unidas de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural; y de Estudios Legislativos, que reforma el artículo 3° de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable.
 
 
El dictamen busca que dichos cultivos sean regulados para favorecer su práctica y desarrollo, para que repercuta positivamente en la producción primaria de alimentos suficientes e inocuos y se generen más ingresos económicos para quienes se dediquen a su producción y comercialización.
 
 
En la exposición de motivos, el presidente de la Comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, José Narro Céspedes refirió que los cultivos hidropónicos han alcanzado un importante crecimiento. Hoy en día es una gran una alternativa para combatir la pobreza, dijo.
 
 
Hoy es una actividad productiva alimentaria generadora de un alto impacto, Ante su crecimiento urge su regulación para fortalecer su solidez y que repercuta en la producción primaria de alimentos suficientes para los mexicanos, enfatizó.
 
 
Narro Céspedes indicó que este sistema garantiza a las plantas una nutrición completa de sales y minerales que a diferencia de los cultivos de tierra donde se emplean grandes cantidades de fertilizantes que dañan gravemente los suelo.
 
 
Este cultivo utiliza de dos a tres gramos por litro, las sales son metabolizadas por la planta y no quedan residuos que perjudican al suelo.
 
 
El senador morenista informó que esta técnica día a día crece en todo el mundo. “Israel, Japón, Estados Unidos y los países bajos la han convertido en una herramienta para diminuir los problemas alimentarios, dijo.
 
 
“Esta forma de producción ayudara a resolver el problema de la autosuficiencia alimentaria sana”, subrayó.
 
 
A nombre de la Comisión de Estudios Legislativos, el senador Manuel Añorve Baños, afirmó que con esta reforma se incrementará el crecimiento económico y el desarrollo sostenible, reduciendo la huella ecológica mediante un cambio en los métodos de producción y consumo de bienes y recursos.
 
 
Informó que actualmente la agricultura consume casi el 70 por ciento del agua dulce disponible para el consumo humano.
 
 
Por lo anterior, dijo, es de suma importancia apoyar y contribuir con soluciones innovadoras y sostenibles a favor del desarrollo agrícola en México.
 
 
El legislador priísta indicó que esta técnica refuerza la soberanía alimentaria del país. Permitirá combatir la pobreza y el hambre, mejorar el medio ambiente, y contribuirá a la seguridad social para mejorar las condiciones de bienestar de la población.
 
 
El senador de Acción Nacional, José Erandi Bermúdez Méndez, aseveró que con dicha técnica se alcanzarán estándares de calidad en cuanto a la producción nacional. Se podrá, dijo, incentivar a los productores para que puedan exportar sin dañar al medio ambiente.
 
 
Manifestó que los cultivos hidropónicos son una alternativa para establecer una nueva forma de mejorar el rendimiento agrícola, aumentar la producción y lograr mejores niveles de autoalimentación en distintas regiones del país.
 
 
A su vez, la senadora Alejandra León Gastélum, del PT detalló que la agricultura hidropónica es una herramienta para hacer frente al desabasto de alimentos del país.
 
 
Esta técnica, dijo, ayudará a alimentar a las ciudades en el futuro. Cumple con las demandas de consumidores y asegura la buena salud de los sistemas ecológicos, “permite usar minerales en vez de suelo agrícola. Es una forma de cultivar sin tierra”, explicó.
 
 
El proyecto que reforma la fracción I del artículo 3º de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, fue aprobado por 100 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones y fue remitido para los efectos constitucionales del artículo 72 a la Cámara de Diputados.

Follow Us on Social

Most Read