Durante el confinamiento, los hábitos de las personas se han modificado, empezaron a

 consumir productos que antes no compraban, a realizar actividades que no hacían y adaptar sus rutinas de limpieza.

Por ejemplo, la frecuencia de lavado de ropa se incrementó en los hogares mexicanos e incluso, hay personas que están lavando ropa en casa por primera vez.

Para ayudar a esta situación, Ariel se dio a la tarea de recopilar los 7 mitos más populares sobre el lavado de la ropa y descifrar si son mito o realidad.

1. La ropa se debe separar por ropa blanca y de color. ¿Mito o realidad?: REALIDAD.

Algunas prendas por el tipo de tela del que están hechas desprenden sus colores. La ropa oscura puede transferir sus colores a la ropa clara, especialmente cuando se lava con agua caliente.

Nuestra Recomendación: Si quieres lavar una playera oscura con ropa clara verifica que este color no se desprenda, para eso puedes mojar un pequeño pedazo no muy visible con agua caliente y frotarla en un trapo blanco.

2. Es mejor lavar con agua fría. ¿Mito o realidad?: DEPENDE

Es cierto que el agua caliente normalmente facilita el trabajo del detergente, ayudando a remover las manchas más difíciles. Sin embargo, el agua caliente puede acelerar el proceso de que ciertas telas se encojan o desprendan su color. En otro caso, lavar con agua fría ayuda a ahorrar energía, apoyando al medio ambiente y a tu economía.

Nuestra Recomendación: Escoge el detergente adecuado para tu ropa, con Ariel Doble Poder lograrás una limpieza profunda contra las manchas más difíciles, como las de sudor, incluso utilizando agua fría.

3. Es preferible separar por tipo de ropa ¿Mito o realidad?: REALIDAD

Las telas más ásperas pueden maltratar y desgastar las telas de la ropa delicada. A su vez, la ropa muy sucia o con mucho sudor puede transferir gérmenes, bacterias o malos olores a ropas que están más limpias.

Nuestra Recomendación: Revisa las indicaciones de uso que se encuentran en la etiqueta de tu ropa para conocer el proceso adecuado de lavado para cada prenda, e intenta separar ropas ásperas de las delicadas. En tiempos de contingencia, no olvides lavar la ropa que usas al exterior por separado.

4. El vinagre funciona mejor que el detergente. ¿Mito o realidad?: MITO

El vinagre puede ayudar a eliminar los malos olores y posiblemente a cuidar los colores, pero no remueve manchas ni mugre.

Nuestra Recomendación: Con un detergente de buena calidad, no es necesario usar vinagre. Si tu prenda tiene un olor fuerte, te recomendamos usar Ariel con toque de Downy que le dará una frescura duradera junto con una limpieza profunda a tu ropa.

5. El bicarbonato es ideal para quitar manchas. ¿Mito o realidad?: MITO

El bicarbonato tiene un efecto blanqueador y también puede ayudar a combatir los malos olores, pero es necesario usar grandes cantidades para lograr ver este efecto. Por otro lado, el bicarbonato no tiene la capacidad de eliminar las manchas como lo haría un detergente.

Nuestra Recomendación: En el proceso de prelavado deja remojar la ropa durante 30 minutos con el detergente Ariel Doble Poder, que te ayudará a eliminar las manchas y alargar la vida de tus prendas. En caso de que las manchas persistan, intenta utilizar Ariel con ½ taza de bicarbonato.


6. El cloro es ideal para lavar ropa blanca. ¿Mito o realidad?: MITO
El cloro te ayuda a dejar la ropa más blanca, no obstante, a largo plazo maltratará las prendas y las dejará amarillentas. Esto se debe a que el cloro se come las fibras de las telas, desgastándolas y eliminando el color.
Nuestra Recomendación: Pre-trata las manchas colocando con los dedos un poco de detergente liquido Ariel Doble Poder, déjalo actuar durante 15 minutos antes de meterla a la lavadora.


7. Se debe de limpiar la lavadora con regularidad ¿Mito o realidad?: REALIDAD
Las lavadoras pueden almacenar hongos y bacterias por su frecuencia de uso, esto es notorio porque llegan a producir mal olor. De la misma forma, el filtro del desagüe es común que se llene de basura, por lo que puede afectar su rendimiento.
Nuestra Recomendación: Realiza una limpieza cada 2 meses, haciendo un ciclo de lavado con detergente (sin ropa dentro de la máquina) y a su vez enjuaga el filtro con agua. En la mayoría de los casos sólo debes desenroscar la manguera del desagüe.


Los mitos ya fueron resueltos. Ahora, Ariel te invita a compartir la carga con toda tu familia y hacer más divertida la estancia en casa #Compartelacarga y #Quédateencasa.

Follow Us on Social

Most Read