Ciudad de México, 2 de febrero 2021, - Existen pocas voces tan memorables y distintivas en México, como la de Alberto Vázquez. El sonorense, nacido en Guaymas el 20 de abril de 1940 tuvo desde muy

 joven ese don y con él hizo una gran carrera, aunque ahora, con el espectro del COVID, Vázquez ha anunciado que dadas las circunstancias, ya está preparado para encarar su viaje más importante: la muerte.

Concierto de Alberto Vázquez en el 2014.
Aunque suena más drástico de lo que realmente es, este anuncio, que Vázquez hizo al programa de TV 'Sale el sol’, viene a ser un colofón a una carrera que dura ya 60 años y en la que se distinguió por ser una de las figuras más emblemáticas de una época en la que marcó tendencia al lado de figuras como César Costa, Enrique Guzmán, Angélica María, Julissa y el hoy difunto Manolo Muñoz.

Vázquez, que es padre de cinco hijos –Daniela y las gemelas Rocío y Mónica, de su matrimonio con Mónica Hoyos, quien falleció en 2003; el primogénito Arturo, nacido en 1964, de su relación con la legendaria actriz Isela Vega, y con quien ha tenido un lazo muy complicado por años, y el más pequeño, Juan Alberto, de 10, nacido de su actual relación con la española Elisabeth Renea, su pareja desde 2006) señaló: “Yo ya le dije a mis hijos y a mi familia, si yo me llegara a poner mal, a mi que no me entuben ni de guasa, que me dejen […] yo a eso le tengo pánico, yo quiero morirme normal, sin sufrimiento, ya viví bastante, he gozado bastante”.

Alberto Vázquez en un concierto en el Auditorio Nacional en 2016.
La carrera de Vázquez se ha distinguido no solo por su longevidad, sino también por su versatilidad: a los 14 años comenzó a cantar en su natal Guaymas, y la gravedad de su voz lo llevó a los 19 a grabar su primer disco, un sencillo que incluía los temas 'Rosalía’ y 'El pecador’. Con una tesitura ideal para cantar blues, su primera grabación comercial fue una versión del tradicional 'Sixteen Tons’, que realizó en inglés.

A partir de ese momento, y con su característico cigarrillo – que lo sigue acompañando en sus presentaciones, aunque ahora es de utilería, ya que desde 2002 no fuma, tras haber desarrollado EPOC –, Vázquez se convirtió en un fenómeno de popularidad: su estilo particular y su presencia, carismática y de apostura, lo llevaron no solo a triunfar en la radio, sino en el cine; entre 1962 y 1983 realizó más de 100 películas como protagonista, muchas de ellas musicales o comedias, en las que explotaba una estupenda bis cómica, haciendo pareja con algunas de las bellezas más notables, y obteniendo ganancias que supo invertir, por lo que ahora no le preocupa el futuro:

Follow Us on Social

Most Read