CDMX, México, 22 de septiembre 2022.- Las mascotas son parte importante de la vida de los mexicanos. Sin embargo,

de acuerdo con la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), en México alrededor de 500 mil perros y gatos son abandonados cada año.[1]

Este 23 de septiembre se conmemora el Día Mundial del Perro Adoptado. Si estás pensando en hacer parte de tu familia a un perrito, Boehringer Ingelheim Salud Animal te hace cinco recomendaciones para asegurar una tenencia responsable y garantizar su bienestar:

1. Llévalo al veterinario

Comienza identificando a un médico veterinario, es indispensable que tu mascota tenga revisiones periódicas. Emilia Tobías, Gerente Técnico del segmento de Animales de Compañía de Boehringer Ingelheim Animal Health establece que “ es necesario llevarlo al veterinario para que conozcamos el estado de salud al momento de la adopción y se le practiquen los procedimientos que sean necesarios, como vacunación y desparasitación. Después será indispensable hacer chequeos médicos al menos una vez al año, para que el veterinario pueda detectar y tratar cualquier padecimiento a tiempo”.

2. Acostúmbrate a él

Una vez que esté en casa contigo presta atención a su personalidad, que será dictada por sus hábitos. Puede tomarle algo de tiempo adaptarse a ti y al nuevo espacio en el que vivirá. Sé consciente de ello, mantente paciente y sobre todo trátalo con cariño y respeto, pues es lo que necesita: Las principales razones por las que alrededor del 70% de los perros y gatos en situación de calle fueron abandonados tienen que ver con violencia y maltrato, además, algunos son crías de animales que fueron abandonados sin esterilizar.[2]

3. Planea su alimentación

Cada perro requiere de alimentos diferentes según su edad, raza o por necesidades especiales (como alergias, un estómago sensible y hasta ciertas restricciones dietéticas). La cantidad de comida y de veces que necesita alimentarse también puede variar dependiendo de la etapa en la que se encuentre y de su actividad física. En conjunto con el veterinario podrás determinar el mejor plan para poder, incluso, prevenir obesidad y reducir el riesgo de que padezca alguna condición médica ligada a nutrición.[3]

4. Comienza a entrenarlo

Una vez que se haya acostumbrado a ti, comienza a educarlo mediante recompensas. La guía de un entrenador profesional puede ayudarte a definir cuál es el mejor estilo para que tu nuevo compañero te obedezca y conozca reglas básicas como los lugares que debe respetar en tu hogar o los momentos en los que puede salir a pasear y hacer sus necesidades.

5. Anticípate y cuida su salud

Revisa con el refugio cuáles son las vacunas con las que cuenta, si está esterilizado y desparasitado. Según la temporada, en conjunto con el veterinario, es posible determinar un calendario de vacunación y desparasitación que ayude a proteger a tu perro. Considera soluciones de fácil administración. “ Actualmente, existen vacunas que se administran sin necesidad de utilizar agujas y antiparasitarios orales como NexGard Spectra®[4] , para protegerlo de pulgas y garrapatas durante varios meses y eliminar parásitos intestinales”, señaló Emilia Tobías.

Es de suma relevancia el comprometerse antes de considerar la adopción de un perro ya que, según el INEGI, de un total de 80 millones de mascotas en el país, 43.8 millones son caninos y, a nivel Latinoamérica, somos el país con mayor índice de perros callejeros.[5] Es responsabilidad de cada individuo el respetar a los animales y brindarles la atención que merecen para vivir sanamente.

Follow Us on Social

Most Read