La Facultad de Arquitectura de la UNAM y Sempiterno Theatrum presentan La Guerra Fría, escrita por Juan Villoro,

bajo la dirección escénica de Mariana Giménez. Es una producción teatral nacional realizada con el estímulo fiscal del artículo 190 de la LISR (EFIARTES) que se presentará en el Teatro Estefanía Chavéz Barragán.
La Guerra Fría es la historia del confinamiento voluntario de dos amantes mexicanos a la baja: El Gato y Carolina, rockero en decadencia él, actriz de performance desempleada ella, refugiados en su bunker-okupa en el Berlín de los años ochenta. Allí transitan la delgada línea del círculo vicioso con vital decadencia, al ritmo de Sad song de Lou Reed, bajo los efectos del LSD.
El muro resulta la metáfora perfecta para la desunión de dos cuerpos con sus almas que se juraron pasión eterna, y ahora juntan los pedazos desparramados de su amor por el suelo, con la obstinada esperanza de que la separación fracase.
De acuerdo con su autor, La Guerra Fría se inspira en el disco Berlín, de Lou Reed, que marcó una época del rock. Entre 1981 y 1984 Villoro vivió en esa ciudad, durante uno de los momentos más dramáticos de la "guerra fría". Numerosos jóvenes vivían en Berlín sin pagar renta, como okupas, el autor conoció a artistas mexicanos que aprovechaban la circunstancia para buscar ahí opciones creativas.
“El título de la obra alude a la tensión política, pero también a la que se establece en una pareja. El disco de Lou Reed narra una relación tóxica y destructiva. El compositor se asomó al abismo pero no dio el último paso. La Guerra Fría trata de eso, de conocer las atractivas posibilidades de lo que te hace daño sin morir en el intento” explica.
Por otra parte, para la directora de la puesta, La Guerra Fría “habla de lo insoportable de la presencia del otro en el encuentro amoroso, lo único que se construye con armonía y auténtica devoción es la ausencia, tan artística y perfecta, una ficción”.
Ella cree que “la caída del muro en 1989 provoca un sentimiento extraño, se suponía que era un símbolo de libertad, hoy parece solo una pérdida más. Lo interesante de la pérdida es que cuando ya no hay nada más que perder, pareciera que por fin algo se gana”.
Mariana Giménez también comenta que la pieza escenográfica Autoconstrucción, usada en este montaje, fue creada en conjunto con los, las y les estudiantes de la Facultad de Arquitectura, la licenciatura en Escenografía de la ENAT y la Facultad de Arte y Diseño, en un taller que coordinó Abraham Cruzvillegas.
A través de esta pieza la obra se apropia del espacio del Teatro Estefanía Chávez Barragán, recinto que desde su creación fue el reflejo de la voluntad por integrar todos los campos del conociemineto y las expresiones artísticas que han sido pilares fundamentales de la vida universitaria.
Malena Mijares, Coordinadora de Difusión Cultural, aseguró que para la facultad de Arquitectura de la UNAM “es un verdadero honor poder albergar una obra de Juan Villoro con esta esplendida compañía y la dirección de mariana Giménez”.
Además del elenco, conformado por Mariana Gajá, Bernardo Gamboa y Jacobo Lieberman, el equipo de esta puesta lo completan: Mauricio Ascencio en el diseño de vestuario, Jacobo Lieberman en la música original, el diseño de iluminación corre a cargo de Patricia Gutiérrez, el de videoproyección es de Jorge Orozco, el asesor de movimiento es Luis Arturo Rodríguez y Raúl Morquecho es el coordinador de producción.
La Guerra Fría, presentada por la Facultuad de Arquitectura de la UNAM y Sempiterno Theatrum, tendrá temprada en el Teatro Estefanía Chávez Barragán del 30 de noviembre al 9 de diciembre y del 25 de enero al 24 de febrero de jueves a sábado a las 19:00 horas. Los boletos se pueden comprar en boletopolis.com.
*Producción teatral nacional realizada con el estímulo fiscal del artículo 190 de la LISR (EFIARTES)

Follow Us on Social

Most Read