Ciudad de México, 11 de enero 2021, - El teléfono móvil, el ordenador, la televisión, la tablet… si antes ya había una alta exposición a las pantallas

 durante la pandemia se ha multiplicado con el teletrabajo y el confinamiento. Esto se ha traducido en un aumento de patologías como ojo seco o miopía, según el primer informe sobre “La salud ocular en tiempos de pandemia” del grupo oftalmológico Miranza. En este contexto, ofrecemos una serie de consejos para cuidar tus ojos frente a las pantallas de la mano de Cinfa


Los meses de pandemia están pasando factura también a nuestra salud ocular.


Junto a las medidas de protección impuestas, como el uso de la mascarilla y el distanciamiento social, hay que añadir el teletrabajo.


Y es que una parte importante de la población está obligada a trabajar desde casa aumentando considerablemente el tiempo de exposición a las pantallas.


En este contexto, el Grupo de Oftalmología Miranza ha presentado el primer estudio sobre “La salud ocular en tiempos de pandemia“, que revela datos preocupantes del impacto de la COVID-19 en los ojos de los españoles.


Presentación a cargo de Ramón Berra, director general de Miranza, con la participación de los oftalmólogos Francisco Poyales y Daniel Elíes y la modelo Martina Klein.


El 55 % de los especialistas encuestados sostiene que sus pacientes llegan a las consultas con cuadros más graves a causa del retraso de los controles oftalmológicos en pacientes críticos.


Según se desprende del documento, el miedo al contagio (49 %) y las restricciones dictadas por las autoridades (28 %) son los dos factores que más han influido para no acudir a los especialistas.


Además, en estos últimos doce meses se ha producido un aumento de determinadas dolencias oculares: ojo seco, degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y miopía en niños y jóvenes.


Precisamente, estos son los que presentan mayor riesgo a la hora de desarrollar enfermedades oculares.


La mitad de los oftalmólogos encuestados considera que no hay pruebas suficientes para afirmar que la sobreexposición a las pantallas suponga la aparición entre los más jóvenes de problemas oculares asociados con una edad avanzada.


Sin embargo, el 40 % cree que puede guardar relación y un 13 % lo confirma.



Las pantallas, enemigas de la salud ocular


La limitación de la vida social y la movilidad ha provocado cambios en el estilo de vida.


Uno de ellos tiene que ver con pasar más tiempo en el hogar y un aumento en el consumo de dispositivos tecnológicos.


Según el estudio, 8 de cada 10 españoles utiliza de manera habitual un smartphone, la televisión o un ordenador. Esto da como resultado una media de al menos entre 2 y 3 horas delante de una pantalla al día.


Además, 2 de cada 3 encuestados declara haber hecho mayor uso de estos dispositivos durante la pandemia.



Consejos de Cinfa para el cuidado de la vista


Sobre salud visual y prevención de problemas oculares, el doctor Julio Maset, médico del laboratorio Cinfa, apunta que el teletrabajo ha tenido mucho que ver en este empeoramiento de la salud ocular.


“El trabajo desde casa ha hecho que se pasen más horas delante de las pantallas y, en ocasiones, sin contar con el equipo ergonómico adecuado. El esfuerzo al que se ven sometidos nuestros ojos es evidente”, sostiene.


De cara a atajar este problema, Maset indica que es importante contar con un mobiliario que permita mantener una buena postura al trabajar.


Esto ayudará a prevenir tanto problemas visuales (pesadez de ojos y párpados, visión borrosa, enrojecimiento ocular, etc.) como dolores musculares y cefaleas.


Este aumento de tiempo delante de las pantallas lleva a los expertos en salud ocular a alertar del mayor riesgo de padecer fatiga ocular, astenopia acomodativa o de convergencia y miopía.


10 consejos para cuidar tus ojos durante la pandemia


Desde Cinfa proponen estos diez consejos para cuidar tus ojos si teletrabajas:


. Ajustar bien la parte superior de la mascarilla a la cara. Primero hay que elegir aquella que se ajuste mejor al rostro y, si fuera necesario, colocar un esparadrapo  hipoalergénico para adherirla mejor. Esto es especialmente importante si se utilizan gafas, a fin de que las lentes no se empañen. Hay que asegurarse de que la mascarilla quede bien pegada al puente de la nariz y bajo los ojos, de esta forma el aire emergerá por los laterales o por la parte inferior.

. Cuidar la iluminación del entorno de trabajo. La luz debe estar concentrada en la zona de estudio o lectura, pero el resto de espacio no debe quedar a oscuras. Si la luz natural no es suficiente, se puede complementar con lámparas.

. Trabajar con un monitor en buenas condiciones. Debe tener un tamaño suficiente y la imagen debe ser nítida y no emitir destellos, vibrar o parpadear.

. Mantener los textos y pantallas a unos 40 centímetros. Al leer deben mantenerse los antebrazos sobre el plano de trabajo y al mirar la pantalla del ordenador, los ojos deben formar con ella un ángulo de 90 grados.

. Realizar descansos periódicos. Lo ideal es parar durante 20 segundos cada 20-30 minutos para cerrar los ojos unos segundos.

. Parpadear con frecuencia. Es importante parpadear a menudo porque es un mecanismo natural de secreción lagrimal y limpieza de la superficie ocular, además de que previene el ojo seco.

. Hidratar los ojos. Para evitar el ojo seco se puede recurrir a soluciones individuales de lágrima artificial que hidratan el ojo y mejoran la sintomatología. De todas formas, en las farmacias indican qué método es el indicado para cada caso.

. No abusar de dispositivos electrónicos. Es importante alternar actividades que requieren pantallas con otras que no para que los ojos descansen.

. Evitar ambientes calurosos o demasiado secos. Una buena idea es colocar humidificadores en la habitación de trabajo.

. Acudir a revisiones oftalmológicas periódicas. Lo ideal es realizar revisiones cada año y medio o dos años.

Follow Us on Social

Most Read