Una sonrisa sana y brillante va más allá de algo que presumir en una foto: es un elemento sumamente importante para la confianza y el autoestima, y por ende para la vida social y hasta profesional.

Quienes cuidan su sonrisa y tienen los dientes alineados y blancos suelen potenciar sus habilidades y ser líderes en su trabajo o estudios. Y es que ¿a quién no le gusta estar en contacto con alguien que posee una sonrisa hermosa? 

Ante un saludo, un buen comentario o sólo para demostrar aprobación, lo primero que ven las personas en nosotros es la sonrisa, que independientemente de nuestra genética, generalmente es el resultado de mantener buenos hábitos y cuidados tanto de higiene como alimenticios durante años. Se trata de cosechar lo que se siembra y en ocasiones invertir un poco en la imagen personal; además del lenguaje corporal de cada quien, la sonrisa también cuenta una historia.

Casi no hay estudios que aborden el verdadero poder de la sonrisa en relación con el mundo laboral, pero una investigación de la Universidad de Hong Kong señala que socialmente, el alineamiento anormal de los dientes inferiores y superiores, conocido técnicamente como maloclusión, puede afectar el atractivo a la vista de los demás, la aceptación y la inteligencia percibida.

En el trabajo, sobre todo en cargos importantes para la toma de decisiones o con personal a cargo, alguien con una sonrisa descuidada es visto como desaliñado y poco serio, lo que le resta profesionalismo a la mirada de los demás. Pero si nuestros dientes dan una buena impresión, seremos percibidos como personas seguras, triunfantes, y es mucho más probable que agrademos al interlocutor y consigamos lo que buscamos: convencer a alguien de llevar a cabo un proyecto, vender, mantener la atención de los espectadores en una conferencia, etcétera. 

¿Sabías que según un par de institutos alemanes, para el 37% de las personas la sonrisa es “extremadamente importante”, mientras que el 47% considera que es “muy importante”? Su relevancia para los demás rebasa lo que solemos pensar. 

Cuando tenemos una entrevista de trabajo, la sonrisa también es importante, pues se dice que a una persona promedio le toma sólo 7 segundos formarse una primera impresión de alguien nuevo. Durante los primeros instantes de esa charla tan relevante, pues define si nos quedamos o no en una posición laboral, una sonrisa amistosa le dirá al reclutador que somos tranquilos y entusiastas. Quienes suelen sonreír durante el proceso, ayudan a crear un ambiente más agradable y relajado.

Puede que suene exagerado, pero estoy convencido de que una buena sonrisa tiene un potencial mucho mayor del que nos imaginamos en los ambientes profesionales. Hoy, obtenerla es más fácil que nunca: para alinear los dientes, ahora existen opciones como los alineadores transparentes, que en SmileDirectClub México son 40% más económicas que otros tratamientos y aprovechan las ventajas digitales de la actualidad para tener consultas sin acudir al dentista en persona, mediante la “teleodontología” con la cual entre 4 y 6 meses los pacientes ven resultados que los hacen más seguros de sí mismos y los empoderarán en todo tipo de contextos, empezando por los laborales. 

Si buscas tener un cambio positivo en tu vida a partir de tu imagen, sin duda una buena decisión es empezar por la sonrisa.

Follow Us on Social

Most Read