parkinson2

México cuenta con los tratamientos médicos y quirúrgicos más avanzados para atender el mal de Parkinson, que afecta a entre 500 mil y 750 mil personas, aseveró el especialista Ulises Rodríguez, del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía de la Secretaría de Salud (SSA).

Durante la celebración del Día Mundial del Parkinson este 11 de abril, resaltó que en el sistema de Salud también se ofrecen estos tratamientos que ayudan a que los enfermos tengan una mejor calidad de vida para enfrentar esta enfermedad que no tiene cura y afecta a dos por ciento de adultos mayores de 65 años.

El especialista explicó que es una enfermedad que ni se cura ni se detiene, y se desconocen las causas porque son multifactoriales, aunque se puede mejorar la calidad de vida de quien la padece tanto con medicamento como con intervención quirúrgica que evita el deterioro físico que les provoca hasta perder su trabajo.

“Lo que hay que hacer es tratarlo y diagnosticarlo a tiempo y tener acceso al esquema de medicamentos más conveniente, tener rehabilitación y continuar la vida laboral, familiar, sexual, por eso el paciente no pierde su vida”, subrayó.

Con la intervención quirúrgica, dijo, el paciente puede lograr un estado controlado de la rigidez y reducir el número de medicamentos que llega a ser elevado, aunque señaló que no todos los pacientes son candidatos, para ello se necesita una evaluación.

En entrevista, Rodríguez lamentó que a pesar de dichos avances que están al alcance de los mexicanos y que se encuentran al nivel de países considerados vanguardistas en este tipo de atención, como Cuba y Francia, por falta de difusión se desconocen los éxitos mexicanos.

Asimismo, resaltó que la atención médica de primer nivel como son los doctores generales o familiares están capacitados para remitir al enfermo con el especialista, sin embargo, aún hay falta de conocimiento y conciencia entre los enfermos y por ello hay diagnósticos tardíos hasta por tres años.

Refirió que la depresión, apatía, ansiedad, pérdida del olfato, anorexia, disminución de la libido y trastornos del sueño son síntomas frecuentes que se presentan de manera temprana en los pacientes con enfermedad de Parkinson.

Sin embargo, por ser síntomas poco reconocidos y tratados, con el tiempo deterioran la salud y calidad de vida de los afectados, precisó.

“En México de 500 mil a 750 mil personas viven con Parkinson y, pese a los esfuerzos realizados para un diagnóstico precoz, muchas acuden con el neurólogo de forma tardía, lo que posterga la prescripción de un tratamiento que les permita mejorar los síntomas, evitar su progresión y reducir la mortalidad asociada”, resaltó.

Explicó que este mal es un padecimiento crónico que provoca la pérdida de neuronas productoras de dopamina, que son los neurotransmisores vinculados con los sistemas de control y movimiento, por ello se deteriora de manera irreversible la capacidad motriz con temblores y rigidez.

No obstante, subrayó que por la tardanza en la atención los enfermos llegan con el especialista cuando por la enfermedad han perdido 60 por ciento o más de las neuronas productoras de dopamina.

El Parkinson es asociado con problemas emocionales, como estrés o nervios, y por ello retrasan su atención, enfatizó al señalar que 25 por ciento de los pacientes que sufren de depresión pueden desarrollar la enfermedad.

Al participar en una campaña informativa sobre esta enfermedad que se llevó a cabo en la explanada de la delegación Coyoacán, convocada por la Asociación Mexicana de Parkinson y la Secretaría de Salud local, resaltó la importancia de que la gente conozca sobre este padecimiento.

Señaló que esta enfermedad es la segunda neurogenerativa más frecuente en el mundo y aparece después de los 55 años e insistió en la necesidad de tener mayor difusión sobre el tema, para lo cual proporcionó los números teléfonicos 2127 1007 y el 5243 9436, así como su correo electrónico This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Follow Us on Social

Most Read