MÉXICO, miércoles 7 de julio 2021.- Una mujer en prisión argumenta que está encarcelada injustamente por el presunto asesinato del hermano del funcionario, además una investigación arrojó comprometedoras evidencias de plagio

 El fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, es prácticamente el hombre más poderoso de México, en lo que a temas de justicia se refiere. No obstante desde que ostenta ese cargo (y, bueno, también desde antes) se ha visto envuelto en escándalos en los que se le señala de abuso de poder, falsificación, plagio... por nombrar algunos de los reclamos.

Infobae reportaba en los meses pasados uno de los casos más sonados: el encarcelamiento de Alejandra Cuevas, hija de Laura Morán quien fue pareja sentimental de Federico Gertz, hermano del fiscal, hasta su muerte en 2015. La acusación contra Alejandro Gertz es por supuestamente haber abusado del poder que ahora tiene para encerrar a Alejandra acusandola del homicidio por omisión de su hermano.

Sin embargo, diversas pruebas y testimonios de testigos que atendieron al hermano del fiscal en sus últimas semanas de vida, apuntan a una versión totalmente distinta, en la que Alejandra Cuevas queda totalmente deslindada del caso. No obstante, ella se encuentra encerrada en el penal de Santa Martha Acatitla desde el pasado octubre de 2020.

En otro caso, el pasado mes de abril, el fiscal Gertz Manero fue nombrado investigador nivel III por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Pero este reconocimiento sembró más dudas que aplausos. Y es que desde 2010 esa petición le había sido negada por una “insuficiente producción” científica. El funcionario no habría podido demostrar una productividad para la “generación y transmisión de nuevos conocimientos”. Es decir, carecía de méritos para ingresar al sistema.

Animal Político relataba que la negativa del Consejo fue constante en los siguientes años, hasta que, bajo la titularidad de Elena Álvarez-Buylla, la dependencia le otorgó dicho nombramiento tras la creación de una comisión especial para el caso, un grupo de tres que habría hecho una interpretación jurídica “ex profeso” para integrar al fiscal en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Eso fue posible gracias a un fallo del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) –dependencia de la Secretaría de Gobernación– a favor del fiscal quien denunció, en 20215, que fue víctima de discriminación por el sistema de investigadores. El fallo a su favor lo obtuvo hasta la actual administración, en agosto del 2020.

El académico Guillermo Sheridan precisamente escribió al respecto este martes en el diario mexicano El Universal. En el texto señala que, para entender por qué se dio el cambio de opinión en Conacyt, se puso a leer la obra de su ahora colega. Entonces encontró en el libro biográfico de Guillermo Prieto, del que Gertz Manero aparece como autor único, que hay supuestos episodios de plagio al menos al autor Salvador Ortiz Vidales y de Malcolm D. McLean.

Un par de los ejemplos que Sheridan encontró, citan:

Ortiz Vidales: “Los niños más peripuestos y elegantes del barrio paseaban a los personajes de la farándula, suspendidos de lujosos bastones. Los seguía en su marcha triunfal una comitiva de histriones y una banda de música. Caballeros, señoritas y niños se agolpaban en los balcones, al 'ruido de la música’ y en la calle la gente formaba gruesa valla a la orilla de la banqueta” (p. 37).

Gertz Manero: “Los niños más elegantes del barrio paseaban a los muñecos suspendidos de lujosos bastones, siguiéndoles en su marcha una comitiva de histriones y una banda de música. Señores, señoritas y niños se asomaban a los balcones, y en la calle la gente formaba valla a la orilla de la banqueta” (p. 8).

McLean: “Después de tal demostración, el lector comprenderá que Prieto ganó sin embarazo las elecciones para diputado ante el decimosexto Congreso Constitucional. Lo reeligieron también para el decimoséptimo en compañía de su hijo Manuel G. Prieto” (p. 50).

Gertz Manero: “Con tal demostración, Prieto ganó sin embarazo alguno las elecciones para diputado en el Decimosexto Congreso; y lo reeligieron para el decimoséptimo en compañía de su hijo Manuel G. Prieto” (p. 41).

De igual manera, el actual fiscal General mexicano fue involucrado en el polémico episodio vivido la semana pasada en la Universidad de Las Américas de Puebla (UDLAP). Elementos de seguridad, que luego se dijo que eran estatales, irrumpieron en la instancia educativa y la desalojaron con armas en mano, aunque nunca las accionaron.

El rector del plantel, Dr. Luis Ernesto Derbez, contaba a Infobae que era un tema local, un conflicto de intereses entre el patronato de la institución, del que forma parte la Fundación Mary Street Jenkins, y el gobierno estatal. Por una demanda en contra de los integrantes de la familia Jenkins, reclamaba la otra organización de la parte estatal, estos no podían estar al frente del patronato de la universidad.

Pero, según ha trascendido, el fiscal está relacionado a estos hechos por que la demanda en contra de los Jenkins, que los acusa de apropiarse de recursos de la Fundación que lleva el nombre de su abuela, viene de la FGR. Además, Alejandro Gertz, en 2009, enfrentó y ganó una batalla judicial contra los Jenkins por la marca y el logotipo de la UDLAP.

También hace 20 años tuvo lugar otro conflicto con la marca Gertz Manero. En esa ocasión fue con la actriz mexicana Silvia Pinal a quien el funcionario demandó por un supuesto fraude en Protea, organización que agrupa a productores de teatro. La legendaria actriz hasta tuvo que salirse del país. Aunque unos ocho años después anunciaron su reconciliación.

El pasado abril, cuando la Cámara de Diputados aprobaba en lo general las reformas que daban paso a la nueva ley orgánica de la Fiscalía General de la República (FGR), también salía a relucir la figura de Gertz Manero. Legisladores y organizaciones civiles denunciaron que la reforma del fiscal, ya que lo señalaban como impulsor, solo le dotaba de más poder del que ya el propio cargo ostentaba.

Mientras que otro de los escándalos del fiscal, que ha sazonado esta administración, es el ya conocido pleito que sostiene con el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto. Ambos hicieron públicas sus posturas encontradas. El primero reclamaba que el segundo no respetaba la presunción de inocencia de los detenidos, al ir tras sus cuentas. El segundo, con total apoyo explícito del presidente López Obrador, se ha sostenido en su mantra: “hay que seguir la ruta del dinero”.

Follow Us on Social

Most Read