MÉXICO, 12 de septiembre 2021,-- Elementos de la Guardia Nacional auxiliaron a diversas familias a desalojar sus casas ante el riesgo

latente de nuevos desmanes en el cerro del Chiquihuite en Tlalnepantla, Estado de México.

Entre sollozos, familias salieron de sus hogares de la “zona cero”, donde hay un censo de 260 construcciones que deben ser deshabitadas ante el peligro y la alta posibilidad de que se registren nuevos derrumbes en uno de los taludes del cerro del Chiquihuite, en la Colonia Lázaro Cárdenas Segunda Sección, zona que se deslavó el viernes pasado dejando al menos dos persona muertas y una decenas de desaparecidas.

Cargando televisores de plasma, maletas, bolsas con ropa y documentos, los vecinos escucharon a las autoridades. Maura Capistrán, cuya familia estuvo a punto de quedar atrapada por el derrumbe de rocas, pudo entrar a su vivienda a sacar sus documentos y algunas prendas de ropa. Hoy espera poder rescatar algunos enseres e irse a un albergue.

La corporación informó que las labores de evacuación son realizadas en coordinación con elementos del Ejército Mexicano, Protección Civil y funcionarios estatales y municipales.

Fueron habilitados dos albergues: Parroquia Corazón de Jesús, que tiene 56 personas de cinco familias y el salón Kamakiri, donde pernoctaron 20 personas de tres familias.

Los integrantes de la GN rellenaron costales con escombro para formar un dique de protección y contener escurrimiento de lluvia y posibles deslaves.

Follow Us on Social

Most Read