Ecatepec, México, 14 de agosto 2022 :-: En el primer trimestre de este año, en el Estado de México se reportaron 7.5 millones de personas

ocupadas, de los cuales el 39.6% son mujeres y el 60.4% hombres, lo que indica una baja participación de féminas en actividades remuneradas, informó el diputado Faustino de la Cruz Pérez.

El legislador de Ecatepec, sostuvo que las mujeres no solo enfrentan la exclusión del mercado laboral, también una marcada brecha salarial para quienes sí logran insertarse en un empleo. El gobierno mexiquense, reconoce que la diferencia salarial en el Estado de México es de 15.60% a favor de los hombres, situación que se agrava en el municipio de Ecatepec, donde la disparidad es de 18.33%.

En el municipio de Ecatepec de Morelos, en el 33.9% de los 449 mil hogares registrados, la jefatura de la familia recae en una mujer, con la salvedad que perciben menos salario que un hombre, revelan datos de la Encuesta Intercensal 2015, dijo.

A la vez que, añadió, en su Boletín de Movilidad Social en el Mercado de Trabajo de este año, el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), expuso que durante el periodo 2006 a 2019, las mujeres tuvieron menos posibilidad que los hombres de transitar del desempleo hacia un trabajo remunerado, y en consecuencia acceder a los servicios de salud por empleo.

El estudio precisó que muchas mujeres no pueden insertarse en el mercado laboral, porque realizan labores domésticas o de cuidado de otras personas, sin recibir pago alguno por estas tareas.

Al respecto, el Consejo Estatal de Población (COESPO) específica, de acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015, que los hombres de 12 años y más de la entidad destinan en promedio 19.41 horas a la semana a realizar trabajo no remunerado; mientras que las mujeres destinan un promedio de 48.95 horas.

Estas cifras demuestran la desigualdad que existe en las tareas domésticas y de cuidados; las mujeres destinan más del doble de horas que los hombres. Esta desigualdad es reforzada por las asignaciones tradicionales de género que asocian a los hombres con el trabajo productivo (trabajo extradoméstico remunerado) y las mujeres con un rol doméstico (trabajo no remunerado).

El CEEY apuntó que la pandemia trajo como consecuencia un agravamiento de la desventaja inicial de las mujeres en el mercado de trabajo, porque en el 2021, tras un año de confinamiento, se redujo en más de dos millones el número de mujeres con un trabajo remunerado en el país, finalizó el diputado de Morena.

Follow Us on Social

Most Read