De 2018 a 2023, en México se han decomisado 7,690 kilogramos de fentanilo ilegal, mientras que en los EEUU,

las autoridades han decomisado un total de 25,228 kilogramos en los últimos tres años.

 México, 8 de octubre 2023—Usado originalmente como anestésico quirúrgico intravenoso en la década de los sesenta, el fentanilo comenzó a ser fabricado ilegalmente en el año 2014, lo que ha generado cambios importantes en el mercado de drogas y la preocupación del gobierno estadounidense por detener el tráfico de fentanilo, según un estudio publicado por la Dirección General de Investigación Estratégica del Instituto Belisario Domínguez (IBD).

El documento titulado “Algunos aspectos sobre el fentanilo fabricado ilícitamente”, elaborado por los investigadores Juan Manuel Rodríguez Carrillo y Miguel Ángel Barrón González, destaca que una de las principales consecuencias de la irrupción del fentanilo fabricado ilícitamente es que está desplazando a la heroína en los Estados Unidos, en donde la DEA lo ha considerado como la mayor amenaza de opioides sintéticos en suelo norteamericano.

Por otro lado, señala que, desde el punto de vista de la salud, la actual crisis de opioides se ha traducido en una mayor mortalidad, no tanto por un aumento considerable en el número de consumidores, sino por la alta potencia del fentanilo fabricado ilícitamente y sus análogos, ya que basta una mínima cantidad de esta sustancia para ocasionar una sobredosis.

El estudio del IBD revela que las cifras de decomiso de fentanilo ilegal en México contrastan con los decomisos reportados por autoridades de Estados Unidos pues, de acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos en el periodo de 2020 a agosto de 2023 se han decomisado un total de 25,228 kilogramos de la droga, de los cuales el 97% fueron realizados en la frontera con México.

En México, por su parte, según datos de las autoridades mexicanas, entre el 1 de diciembre de 2018 y el 4 de septiembre de 2023 se han decomisado 7,690 kilogramos de fentanilo ilegal.

Ante este escenario, diversos especialistas han puesto énfasis en que las respuestas gubernamentales deben estar orientadas a reducir las consecuencias negativas relacionadas con el consumo de drogas, por encima de políticas de criminalización de drogas.

El estudio completo del IBD se puede consultar en la siguiente dirección: http://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/handle/123456789/6081

Follow Us on Social

Most Read