perros tlahuac

Perros de la muerte atacan ante la mirada atónita de familiares, transeúntes y niños que regresaban de la escuela. El menor de edad fue sujetado de una pierna, arrastrado al interior de un domicilio particular y devorado por perros.

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF),  investiga el homicidio del menor  quien, provocado por el ataque de un grupo de cánidos al interior de un domicilio, perdió la vida.

Los hechos tuvieron lugar al filo de las 12:30 horas, cuando el menor caminaba sobre la calle Montes Pirineos,  en la colonia Selene, perímetro de la delegación política Tláhuac, en compañía de su madre y otros familiares.

Al pasar por la casa particular el niño fue sujetado de una pierna por uno de los perros que sacó la cabeza por una reja del domicilio e introdujo al pequeño al patio donde se hallaban tres perros más.

El niño, con sus gritos desesperados  de él, sus familiares y transeúntes, provocaron que los canes se pusieron más furiosos y atacaron a su víctima hasta dejarla inconsciente, y finalmente logaron retirar a los perros del cuerpo del pequeño.

  La Subprocuraduría de Averiguaciones Previas Desconcentradas informó que la dueña de los perros –tres de raza Bóxer y uno más Pitbull--, identificada como María Estela Flores Pérez, se encuentra bajo investigación por su probable negligencia u omisión en el ataque los perros al menor.

Producto de la agresión el menor perdió la vida, informó la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Tláhuac.

 Las primeras diligencias realizadas por la Institución revelaron que el menor caminó cerca de la reja de dicho domicilio, toda vez que un vehículo obstruía la acera, por lo que se pegó a la reja de la casa; en ese momento cuando el perro atacó al menor hasta devorarlo.

 La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal informó que encuentra a la espera los resultados de los estudios necrológicos y periciales en materia de etología, fotografía, criminalística, medicina forense, veterinaria, octontología y química para la probable responsabilidad de la propietaria del inmueble y de los animales en el homicidio del menor.

 Los perros están concentrados en el Centro de Control Canino de Tláhuac y en su momento se dará intervención a peritos para determinar el nivel de agresividad de cada uno de estos. Posteriormente, serán entregados a alguna autoridad, en caso de que se determine si representan algún riesgo para la ciudadanía.

Follow Us on Social

Most Read