Esta semana inició la elaboración del tradicional pan de muerto por personas privadas de la libertad en los centros 

 penitenciarios de la Ciudad de México, y ya se encuentra a la venta al público a través de la marca “Hazme Valer”.
El Subsecretario de Sistema Penitenciario de la capital, informó que en esa actividad trabajan más de 30 personas privadas de la libertad de los Reclusorios Preventivos Varoniles Norte y Oriente principalmente.
Explicó que los talleres de panadería son parte del proyecto productivo que dio origen a la marca “Hazme Valer, Productos Penitenciarios”, lo que garantiza que el pan de muerto desde su elaboración, empaque y hasta la distribución cumple con los estándares de calidad e higiene que exige la norma mexicana.
Mencionó que el pan tiene un costo de 38 pesos por pieza, y se puede adquirir en la tienda institucional de exhibición y venta de productos elaborados por personas privadas de la libertad, ubicada en la planta baja del edificio de la Subsecretaría, en José María Izazaga número 29, alcaldía Cuauhtémoc, en el centro de la capital.
Dijo que también se surten pedidos especiales de empresa privadas o dependencias públicas; resaltando que la elaboración y venta del pan continuará hasta los primeros días de noviembre.
Precisó que los trabajos realizados en los talleres de panadería institucionales al interior de los Centros forman parte de las actividades laborales que se encuentran dirigidas a contribuir en el  proceso de reinserción social, para lo cual reciben capacitación con apoyo de instituciones como la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo de esta ciudad.

Follow Us on Social

Most Read