Ciudad de México, 17 de agosto 2020, - En sesión virtual de la Junta de Coordinación Política del Congreso capitalino, su presidente, el diputado Mauricio Tabe Echartea, indicó que solicitará a la Oficialía Mayor que informe la situación del recorte presupuestal aprobado -por 400 millones de pesos, para transferirlos al presupuesto de la Tesorería de la Ciudad de México y contribuir a atender la emergencia sanitaria-,
las decisiones administrativas tomadas, los rubros en los que se generaron economías y la información detallada del impacto y alcances que éstas tendrán.
 
Asimismo, adelantó que en la próxima sesión de la Jucopo requerirá a la Oficialía Mayor y a las unidades administrativas que entreguen un informe del estado que guardan los programas de trabajo de las distintas áreas, ya que está cerca de concluir el actual periodo de la Presidencia -a la que sólo restan dos sesiones más, los días 24 y 31 de agosto- y el 1 de septiembre iniciará el Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Tercer Año Legislativo.
 
Reconoció que muchos programas de trabajo se detuvieron por la emergencia sanitaria y consideró pertinente hacer su revisión, para que la Jucopo conozca el avance de las labores en las distintas áreas administrativas.
 
En este sentido, la diputada Martha Ávila Ventura (MORENA) sugirió agregar la revisión de los temas pendientes que deja la Jucopo, sin poder darles trámite. “Creo que tenemos dos temas importantísimos que tienen que ver con los Módulos de Atención”, relacionados con el regreso a la nueva normalidad.
 
En tanto, el diputado Jorge Gaviño Ambriz (PRD) consideró importante conocer la situación actual del Congreso local y el estatus del asunto presupuestario por la reducción de 400 millones de pesos. “Ha habido problemas jurídicos y presupuestales, de los que sólo nos hemos enterado por la prensa”, y pidió tratar a fondo el asunto en la próxima reunión de la Jucopo.
 
 Se revisó también la propuesta de la diputada Gabriela Salido Magos (PAN), en el sentido de que la Jucopo emitiera un acuerdo para que todas las proposiciones con punto de acuerdo relacionadas con la emergencia sanitaria originada por el coronavirus COVID-19 no fueran enviadas a comisiones, sino que se atendieran como “de urgente y obvia resolución”; mientras que las iniciativas con proyecto de decreto que señalaran soluciones legislativas tendientes a resolver problemáticas sociales derivados de la emergencia sanitaria que fueran turnadas a comisiones se atendieran sin prórrogas para el análisis y dictamen.
 
El diputado Mauricio Tabe propuso que todos los asuntos relacionados con la emergencia sanitaria fueran considerados como de atención prioritaria, y resaltó que la pandemia y la crisis económica son temas críticos para la capital, por lo que es pertinente que la toma de decisiones y el debate público fueran inmediatos.
 
Al respecto, la diputada Martha Ávila argumentó la propuesta de acuerdo de la legisladora del PAN atentaba “contra la autonomía, independencia y libertad parlamentaria de las y los legisladores integrantes de la Comisión Permanente y de las comisiones dictaminadoras, que pueden votar el destino de las propuestas e iniciativas para agilizar el trabajo legislativo”.
 
El diputado Jorge Gaviño compartió la propuesta de Salido Magos y se manifestó a favor de la discusión pública de estos temas, por ser temas torales y críticos.
 
Sin embargo, este acuerdo no fue aprobado.
 

Follow Us on Social

Most Read