Personal del Organismo Descentralizado de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Chimalhuacán (ODAPAS) trabaja a marchas forzadas en la reparación del pozo Transportistas, ubicado en la parte baja del territorio local, el cual sufrió afectaciones tras el sismo de 7.4 grados registrado el pasado 23 de junio.

 El titular del ODAPAS, Enrique Garduño Ruiz, explicó que, debido al movimiento telúrico, el pozo presenta averías que obliga a suspender la extracción del vital líquido durante dos semanas.

“Desafortunadamente tuvimos daños en la estructura de apoyo del pozo, provocando que el motor y la bomba dejaran de operar. Estamos trabajando para que a la brevedad reanude actividades, brindando servicio a más de 20 mil habitantes de las comunidades de Tlatel Xochitenco, Ebanistas, Niños Héroes y Rosita Arenas”.

El funcionario detalló que, durante los trabajos de reparación, el organismo implementó un programa de repartición del vital líquido a través de pipas que se abastecen del pozo Ciudad Alegre, ubicado en Acuitlapilco.

“El servicio es gratuito y lo brindamos todos los días a partir de las 08:00 horas. Las labores se suman a las acciones que hacemos durante la contingencia por COVID-19, repartiendo diariamente más de dos millones de litros de agua en zonas donde se registra algún desabasto”.

Garduño Ruiz precisó que además de la reparación del pozo, el ODAPAS continúa con las labores de desinfección en las principales vialidades del territorio local y trabaja en el reforzamiento del Plan de Contingencias 2020 para inhibir afectaciones durante la temporada de lluvias.

“Asimismo, hacemos un respetuoso llamado a la ciudadanía a que contribuya con su pago anual por el servicio de agua potable. Esta acción nos permite seguir brindando servicios de calidad y ampliar la infraestructura”, concluyó.

Follow Us on Social

Most Read