Naucalpan, edoméx.- Sin dudarlo es necesario que el perfil del nuevo gobernante debe tener eficacia y honestidad, así como conocer, amar y querer a sus habitantes, siempre mirando para su bienestar familiar. 

 Aseguró en entrevista, el líder social, David Parra Sánchez luego de reiterar que consciente de los nuevos retos que enfrentan Naucalpan, sus nuevas realidades y sus nuevos contextos, es necesario concebir un cambio en la forma del ejercicio de gobierno. 

El también asesor general del SUTEyM, reconoció que el futuro del municipio es muy complicado en este momento y señaló que durante años, “el municipio ha sido saqueado y el dinero, que en su momento, era destinado para el equipamiento no fue aplicado". “Hoy tenemos un municipio colapsado en muchos sentidos, falta de obra, servicios y grandes deudas, sumado a la Emergencia Sanitaria”. 

Parra Sánchez, abundó que “los responsables de lo que les pasó a la demarcación están muy tranquilos, y eso es inmoral. Es una inmoralidad política y tendremos que ir al rescate del nuevo Naucalpan que deseamos los que lo amamos el municipio y tenemos el sentido de pertenencia”, dijo. 

Resaltó que en más de 50 años de trabajo, ha visto cómo la localidad se ha transformado rígidamente en diversas áreas de oportunidad, aún y con grandes alcaldes incluso, visionarios y estadistas.  Parra, reiteró sus propósitos del nuevo cambios de paradigma en la mesa de diálogo, pero también habló del ser social, de los grandes alcaldes y aquellos que se despegaron de las causas sociales. 

Preponderó también, los extraordinarios líderes sociales que trabajaron a “pico y pala” por Naucalpan en las comunidades como lo fue su propia madre, Sara Sánchez, Fidel Carrillo y doña Natalia del Olivar, de entre otros, a los cuales consideró gente que laboraba con extraordinario compromiso.  Parra Sánchez, puso énfasis en los intententos de frenar esta progresión desde el periodo del alcalde, Sergio Mancilla, en donde fueron colocadas lumbreras y acotar el desarrollo y además del Programa “Pinta tú Raya”, impulsado por el munícipe, Luis Rene Martínez Souverville.  Finalmente, David Parra repasó las transiciones y la alternancia pública, el trasladar los pasivos de un gobierno a otro, y que éstos rondan en los 4 mil millones de pesos.Reprochó el mal manejo de la hacienda pública, la deuda percápita por habitante que oscila en los Un mil 500 pesos aproximadamente, y que derivó de un mal manejo de las finanzas.   

Follow Us on Social

Most Read