Ciudad de México, a 23 de marzo de 2020. Acción Nacional

 pide al Gobierno que instale una mesa con especialistas y el sector productivo, para que se garantice el abasto de productos de primera necesidad, de alimentos y medicinas.
• Se debe hacer un plan para apoyar a quienes viven del comercio informal, adultos mayores, personas de escasos recursos y grupos indígenas.
• “Las acciones que se deben tomar nos involucran a todos, por lo que hoy más que nunca México necesita estar unido, sin importar colores, partidos o ideologías”.


El Partido Acción Nacional llamó al Gobierno federal, para que de manera inmediata, implemente una serie de medidas sociales, a fin de aminorar el impacto que tendrá la pandemia del COVID-19 en toda la población, pero particularmente en los sectores más vulnerables como los adultos mayores, la población de más escasos recursos, quienes viven de la economía informal, los grupos indígenas y toda la comunidad escolar del país.

Así lo manifestó el Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, quien señaló que en México 4 de cada 10 personas se encuentran en la pobreza, es decir 52.4 millones de los mexicanos, lo cual es alarmante ante una pandemia, porque por un lado no tienen acceso a servicios de salud y por el otro, no se pueden quedar en casa porque no tienen los recursos suficientes para resistir el abasto de una cuarentena.

Otra cifra preocupante es que de acuerdo con el Coneval, 71.7 millones carecen de seguridad social, solo 20.2 millones no tienen servicios de salud.

Por ello, hacemos un llamado al gobierno para que instale una mesa con especialistas y el sector productivo, para que se analicen de manera conjunta con el Consejo de Salubridad General, las acciones que se aplicarán para apoyar durante toda la crisis sanitaria a los grupos más vulnerables de la población, tanto en materia económica como en abasto de alimentos y medicinas.

En México, a diferencia de otros países, por cada 100 pesos que se generan, 23 pesos provienen de la economía informal, lo que nos habla de que miles de personas viven al día, por lo cual para ellos quedarse en casa no es una opción. Sin embargo, esto puede propiciar el crecimiento de contagios, que justamente es lo que debemos evitar.

En lugar de que el gobierno federal gaste el dinero en proyectos de muy dudosa rentabilidad, como Santa Lucía o Dos Bocas, le pedimos que realice un plan para apoyar a quienes viven del comercio informal, como conductores de taxis, trabajadores de mercados, tianguis, empleadas domésticas, microempresarios y todos aquellos que no tengan una paga mensual.

Del mismo modo, los exhortamos para que brinden facilidades y estímulos a las empresas, sobre todo a las pequeñas y medianas, a fin de que los trabajadores no sean despedidos, ni se les rescinda su sueldo durante la cuarentena.


En el caso de los adultos mayores, estaremos atentos de que reciban toda la atención médica necesaria si resultan contagiados del virus, como partido humanista cuidaremos la vida de todos y colaboraremos en todo lo que sea posible para que tengan un trato justo y digno.

Otro sector de la población al que se le debe garantizar los servicios de salud es al indígena, que en México asciende a 25 millones de personas, donde 7 millones habla una lengua y 43 mil localidades son habitadas por estos grupos, ubicadas tanto en zonas urbanas como rurales en diferentes estados de la República.

En ese sentido, pedimos al Gobierno que explique con transparencia cómo garantizará el abasto en todo el país, qué convenios comerciales existen hasta el momento para que no falte la comida ni los productos básicos en México, ya que sin duda la producción disminuirá en diversas regiones.

Para que los estudiantes no pierdan su ciclo escolar, solicitamos a la Secretaría de Educación Pública que presente un plan ante la posibilidad de que se extienda por más de un mes la contingencia, que amplíe el calendario escolar e implemente algún modelo de educación a distancia a través de la televisión, radio o clases en línea, para los más de 30 millones de alumnos de educación básica, media y superior.

Del mismo modo, aunque ya algunas Iglesias han anunciado sumarse a las acciones de prevención, se debe establecer una coordinación, a fin de que todos los cultos colaboren para evitar la propagación del virus al no realizar ninguna congregación de personas.

Las acciones que se deben tomar nos involucran a todos, por lo que hoy más que nunca México nos necesita unidos, sin importar colores, partidos o ideologías. “Si somos un solo México, si nos unimos en las medidas que se necesitan y actuamos de manera rápida en la prevención, detección y control, podemos ser más fuertes de lo que pensamos. Ya lo hemos demostrado antes y ésta no será la excepción. Trabajemos en unidad”, convocó el Dirigente Nacional.

Follow Us on Social

Most Read