Es una irresponsabilidad del Gobierno capitalino autorizar la reapertura de los bares, cantinas y salones de fiestas en pleno semáforo naranja,

a pesar de que hace unos días México rebasó las 50 mil muertes por Covid-19, y de que la Ciudad de México es la entidad con el mayor número de muertes y contagios registrados de todo el país, señaló la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Gabriela Quiroga Anguiano.
Manifestó que tras el largo y duro confinamiento, es una irresponsabilidad e incongruencia la reapertura de estos espacios cuando la propia Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que los bares, antros y centros nocturnos se abrirían hasta que el semáforo estuviera en color verde.
“Esta es la prueba de que actúa con base en ocurrencias, ya que bajo el argumento de que estos lugares podrán cambiar su giro a restaurantes, está incumpliendo lo que desde un principio se estableció. Sabemos que esto responde a la reactivación económica, pero que el costo a la larga en la ciudad y con las familias puede ser peor”, agregó.
Explicó que de acuerdo con un estudio elaborado por la Texas Medical Association, asistir a un bar es una de las actividades de mayor riesgo entre las 37 acciones comunes como acudir al supermercado, a un concierto y salir de vacaciones, por lo que la recomendación basada en evidencia científica respecto a la posibilidad de contagiarse en un bar, sería tratar de evitarlos el mayor tiempo posible.
Por ello solicitó al Gobierno de la Ciudad de México un protocolo de operación para estos lugares, en donde se indique de qué manera deben trabajar, cómo se va garantizar que se cumplan las medidas, y cómo van a supervisar que no se rebase el aforo del 30 por ciento de personas.
En entrevista, la legisladora dijo que es preocupante debido a que bajo los efectos del alcohol las personas se pueden comportar de manera irresponsable, “tenemos el ejemplo de Inglaterra en donde la reapertura de antros y bares ocasionó descontrol entre los asistentes y días después se reportaron contagios entre los clientes y trabajadores de estos lugares, por lo que se tuvieron que volver a cerrar”.
Aseguró que la decisión más responsable y sensata era esperar a que estos lugares se abrieran hasta que el semáforo estuviera en color verde, sin embargo, el Gobierno ha relajado las medidas irresponsablemente y si no se establecen reglas y protocolos eficaces los rebrotes podrían ser incluso peor que la primera ola de contagio.
En ese sentido, pidió al Gobierno capitalino que se implementen operativos dentro y fuera de los bares, antros y restaurantes para que se supervise constantemente que se cumplan todas las medidas de sanidad, ya que por la naturaleza de estos lugares, se va a beber, a bailar y a escuchar música, lo que complica que realmente se respete la sana distancia y el uso de cubrebocas.
Respecto al caso de los salones de fiestas, solicitó que se establezca una estrategia eficaz para garantizar que no se rebasa el aforo de personas, ya que de acuerdo con especialistas, las reuniones familiares es uno de los principales focos de contagio de coronavirus, donde se calcula que se pueden producir de cinco a 10 contagios.
Finalmente, Gabriela Quiroga hizo un llamado a la ciudadanía para actuar con responsabilidad en esta fase donde el semáforo naranja se ha mantenido seis semanas seguidas, y en las que no han disminuido los casos, “ya hemos aguantado cinco meses de confinamiento, no podemos relajar las medidas de sanidad y debemos cuidarnos y cuidar a nuestras familias evitando visitar estos lugares”.

Follow Us on Social

Most Read