México, 19 de septiembre 2022: Elementos de la Secretaría de Cultura y personal ingeniero de la UNAM serán los encargados en realizar los peritajes a las instalaciones del lugar

Como parte de los protolocos de revisión a inmuebles y centros religiosos después del sismo de 7.7 que sacudió a la Ciudad de México -con epicentro en Coalcomán, Michoacán- la tarde del 19 de septiembre, la Arquidiócesis Primada de México informó que la Catedral Metropolitana permanecerá cerrada al público hasta nuevo aviso debido a las posibles afectaciones que podría tener el recinto en su estructura.

Por medio de un comunicado oficial, difundido en redes sociales, las autoridades religiosas informaron que durante el temblor hubo desprendimiento de algunos fragmentos, así que cerraron sus puertas para realizar una inspección a fondo para conocer la condición en la que se encuentra la Catedral después de sobrevivir los sismos de mayor intensidad más recientes registrados en el país.

De acuerdo con el boletín de prensa de la Arquidiócesis, en cuanto paró el movimiento telúrico evacuaron las instalaciones de la iglesia del Zócalo de la CDMX y cerraron sus puertas para esperar la inspección de personal capacitado.

“La Catedral Metropolitana presentó algunos desprendimientos muy pequeños, sin embargo, tras el temblor, cerró sus puertas al público a la espera de una revisión especializada”.

Los encargados en realizar dicho análisis serán personal de la Secretaría de Cultura e ingenieros de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Será el martes 20 de septiembre cuando el personal acuda a la Catedral de la CDMX para su revisión, sin embargo, no se precisó en qué horario realizarán la visita al centro religioso.

“Este martes acudirá personal de la Secretaría de Cultura y expertos en ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México para evaluar si existen afectaciones a causa del sismo”, se puede leer en el informe oficial.

Y es que, a pesar de que la Arquidiócesis aseguró que “hubo desprendimientos” no precisó los detalles de qué partes de la Catedral Metropolitana tuvieron daños, así que esperarán a los especialistas para conocer si existe un riesgo en la estructura o descartar mayores daños.

Además explicaron que en cuanto se conozcan más detalles de la situación en la que se encuentra la catedral lo informarán de forma oportuna.

En relación a la Basílica de Guadalupe y el complejo de La Villa, operarán con normalidad en su horario habitual pues no presentaron afectaciones que impidan el funcionamiento de los centros religiosos.

“La insigne y Nacional Basílica de Guadalupe y el complejo de La Villa operan de forma normal y en el horario habitual luego de que se hicieron las revisiones correspondientes sin encontrar ninguna afectación”, expusieron las autoridades religiosas de México.

Por otra parte, la Arquidiócesis Primada agregó que están recopilando información en torno al estado en el que se encuentran el resto de las catedrales del país, pero aseguraron que la mayoría de los reportes indican que fueron incidentes de menor daño.

“En el resto de los templos de la Arquidiócesis se están recopilando datos para conocer su situación. Hasta el momento solo existen algunos reportes de daños menores”, finalizó el comunicado.

En Michoacán, la Parroquía de Nuestra Señora del Rosario -ubicada en la Presa del Rosario, Apatzingán- presentó daños a su construcción pues tuvo desprendimiento de fragmentos de paredes y techos. Por medio de su cuenta en Facebook reportó los daños que experimentó.

A su vez la iglesia del poblado de Santa Inés, Tacátzcuaro, Michoacán, también tuvo afectaciones pues durante el sismo que se originó en Coalcomán parte de las paredes de la iglesia se derrumbaron, imagen que alarmó a los pobladores que pasaban por la zona.

Follow Us on Social

Most Read