Los Jefes Delegacionales de Álvaro Obregón, Gustavo A. Madero, Iztapalapa, Jesús y  Tlalpan fijaron su postura frente a la aplicación de la Cruzada contra el Hambre y anunciaron que actuarán de forma unida y coordinada para conocer a detalle dicho programa.

Los Jefes Delegacionales de Álvaro Obregón, Leonel Luna Estrada; Gustavo A. Madero, Nora Arias Contreras; Iztapalapa, Jesús Valencia Guzmán y  de Tlalpan, Maricela Contreras Julián,  llamaron al Gobierno Federal a instalar una Mesa Central de carácter político en la que se determinen los ejes temáticos y el calendario de  reunión para las mesas que acordaron en la reunión que sostuvieron con la titular de la Secretaria de Desarrollo Social (SEDESO), Rosario Robles.

En conferencia de prensa conjunta, los Jefes Delegacionales dieron a conocer su postura frente a la propuesta sobre la aplicación de la Cruzada contra el Hambre en estas demarcaciones y anunciaron que como autoridades locales, emanadas de elecciones democráticas, actuarán de forma unida y coordinada para conocer y analizar a detalle dicho programa.

Propusieron que la Mesa Central se instale entre el 6 y10 de mayo y cuente con la participación de la Secretaría de Desarrollo Social Federal, el Jefe de Gobierno y los cuatro Jefes Delegacionales.

Acompañados por el secretario de Gobierno, Héctor Serrano Cortés, confiaron en que las autoridades federales compartan el diagnóstico que realizaron para implementar este programa en la capital del país, a efecto de contrastar la metodología seguida con la realidad de las delegaciones y, estar en condiciones de desarrollar una ruta de trabajo que cuente con toda la información necesaria para la toma de decisiones.

Sostuvieron que el combate de la pobreza extrema en el Distrito Federal, además de la atención de necesidades alimentarias, requiere de la atención de una seria de problemas correlacionados entre los que están la provisión de agua potable; garantizar condiciones de seguridad a familias que habitan en zonas de alto riesgo; preservar el medio ambiente y combatir las formas de marginación que se han asentado en la Ciudad.

Al reiterar su compromiso de trabajar para mejorar las condiciones de vida en el Distrito Federal, y en particular de quienes se encuentran en mayores niveles de pobreza y marginalidad, confiaron en que las autoridades federales estén dispuestas a avanzar de manera coordinada, informada y con el respaldo de una valoración y planeación cuidosa.

En ese sentido, el secretario de Gobierno,  Héctor Serrano manifestó su respaldo a los Jefes Delegacionales y recordó  que el compromiso que adquirió la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, en el sentido  de que no iniciaría esta programa en la ciudad hasta que no se determinaran las condiciones exactas para la aplicación del mismo,  fue para evitar que se politice o ese partidicen este tipo de apoyos.

Indicó que en los casos que se acredite cualquier señalamiento que  presenten los habitantes de las Delegaciones sobre la utilización de este programa con fines políticos, se presentarán las denuncias penales correspondientes para evitar que los apoyes se otorguen a sectores específicos con fines partidistas.

Por su parte, Leonel Luna, precisó que los gobierno delegacionales siempre han insistido en la necesidad que tiene la ciudad de recibir recursos de corte federal, principalmente en delegaciones como Iztapalapa que requiere de recursos para atender la problemática de abasto de agua, Álvaro Obregón para sanear las barrancas y atender problemas de protección civil, entre otras.

Aclaró  que su solicitud es darle orden y blindar  los recursos que se destinen dentro de este programa a la capital del país, por lo que proponen la instalación de la Mesa Central que trazará la metodología de las mesas técnicas, en las que será importante la participación de la Cámara de Diputados,  a fin de que se realicen las reformas necesarias para garantizar que esos recursos lleguen de forma directa a las Delegaciones Políticas.

En tanto, Jesús Valencia, calificó como distractor y hasta tomada de pelo el tratar de atender a 100 mil personas en cuatro delegaciones mediante un programa social federal que duplica a los beneficiados que se atienden actualmente con los programas locales.

Refirió a la negativa a la propuesta que hiciera a la SEDESO  Federal en su momento, en la que plantea que el programa de adultos mayores en coordinación con el Gobierno de la Ciudad beneficiaría a más personas con un mayor apoyo económico que si lo operan cada autoridad por separado.

Manifestó que la política brasileña "Hambre Cero" abordó diferentes aspectos del desarrollo humano y por parte del Gobierno Federal no se ha visto la intención real de combatir el hambre pues incluso los datos estadísticos del CONEVAL no se reflejan en los datos que ellos presentan.  Reiteró la voluntad por parte de los Jefes Delegacionales para que bajen los recursos de manera ordenada y reiteró el llamado al Gobierno Federal, pues al momento no ha habido coordinación alguna.

En su oportunidad, Maricela Contreras recordó que desde un principio, el planteamiento de las autoridades locales ha sido generar las metodologías que permitan acotar el programa y que los recursos federales bajen a través de las demarcaciones.

Aseveró que en la reunión que sostuvieron con la titular de SEDESOL se acordó elaborar un diagnóstico conjunto, en el que participen expertos tanto nacionales como internacionales y especialistas de la UNAM, entre  otras.

Finalmente, Rubén Chavarría, director General de Participación Ciudadana de Gustavo A. Madero, en representación de la Jefa Delegacional, Nora Arias, indicó que esta demarcación comparte los puntos antes mencionados y solicitan  se transparenten las reglas y mecanismos de operación de este programa.

 

Follow Us on Social

Most Read