Entre locales de colores y sobre caminos empedrados, se extiende la belleza de

 Coyoacán, lo que en su pasado era una imagen completamente diferente.

Siendo una población incluso mas antigua que la Ciudad de México nace en la época prehispánica un pueblo llamado Coyohuacan, fundado alrededor del siglo IIV por indígenas Colhuas para después en el año 1332 ser sometido por los Tepanecas de Azcapótzalco y finalmente mediante actos violentos fue conquistado por lo Mexicas volviéndolo así un pueblo tributario y sede del Templo Mayor para la realización de sacrificios humanos.

Actualmente, Coyoacán, lugar de Coyotes, conocido así por estar dedicado al Dios Tezcatlipoca, quien se transformaba por las noches en un Coyote para convivir con los humanos, nos entrega un sin fin de actividades recreativas para pasar el día, degustar la tarde y disfrutar la noche. Aun siendo un Pueblo Mágico dentro de la Ciudad no pierde su sabor y a lo que sabe es a tradición, cultura e historia mexicana. Donde alguna vez vivieron diversos artistas y figuras históricas como Hernán Cortez, Frida Kahlo, Diego Rivera y León Trotski, esta delegación es tan rica en historia como en arte.

Por ejemplo: el Mercado Artesanal Mexicano, que nace de la idea de mantener vivo y comercial el trabajo de nuestros artesanos para así prevalecer las tradiciones como también apoyar proyectos de nuevos emprendedores mexicanos. El Mercado se llena de colores por las distintas artesanías tanto típicas como innovadoras que mantienen el talento de nuestro País.

Para conocer más de arte e historia también pueden visitar El Museo de Frida Kahlo, la Casa Azul que es un recorrido sobre la historia de Frida y como pasó sus últimos días de vida junto a Diego, este museo cuenta con algunas de sus obras artísticas como además de ofrecernos un vistazo a lo que era el día a día en la casa de Frida.

De manera gratuita podemos visitar la Parroquia de Coyoacán o también conocida como la Iglesia de San Juan Bautista. Asombrándonos con su majestuosa arquitectura y siendo una de las tres iglesias más antiguas de la Ciudad de México contando así con casi cinco siglos desde su edificación.

En un sin fin de actividades recomiendo comenzar con un delicioso y nada dietético desayuno en El Comalito, una fondita de antojitos mexicanos que tiene desde huaraches, sopes, tacos y quesadillas (con queso y sin queso) de diversos platillos como flor, hongos, chicharrón, tinga, sesos y más. No puedes perder mejor la dieta que con una enorme y deliciosa quesadilla de chicharrón con queso por solo $35.00, para así recorrer las calles llenas de historia y arte que nos ofrece Coyoacán.

Después de una tarde recreativa y calurosa deberán pasar a La Cervecería de Barrio un restaurante/bar con un menú tan diverso y hermoso como sus instalaciones. Personalmente fuí seducida por una cerveza de mango, refrescante y deliciosa perfecta para pasar tiempo de calidad con tus amigos y conversar sobre los lugares visitados. Además, este restaurante al pedir la cuenta te ofrece una cerveza como cortesía.

Para finalizar la tarde, recomiendo comprar unos deliciosos Churros rellenos ya que son tan característicos de la zona y dar un recorrido por el Jardín Hidalgo donde podrás apreciar la Fuente de los Coyotes, el Kiosco de Coyoacán, el monumento a Don Miguel Hidalgo y la ya mencionada parroquia de San Juan Bautista.

Follow Us on Social

Most Read