Reino Unido, 12 DE FEBRERO 2024--La catedral de Canterbury, una de las catedrales más antiguas e importantes del Reino Unido

es la sede de eventos tipo "discotecas silenciosas" con temática de los años 90, una medida que ha resultado popular entre los turistas pero que provocó fuertes críticas de parte de algunos cristianos, que dicen que una discoteca no tiene lugar en una catedral.

 Con luces coloridas, sosteniendo barras luminosas y usando audífonos que hacían sonar música de los 90 directamente en sus oídos, cientos de personas bailaron hasta bien entrada la noche del jueves en la catedral de Canterbury.

Fundada en el año 597 d.C., la catedral es la sede del obispo de mayor rango de Gran Bretaña, el arzobispo de Canterbury, líder de la comunión anglicana mundial.

La catedral se entusiasmó en las redes sociales por el “ambiente fantástico” creado y para el viernes por la noche está previsto otro evento.

Un portavoz de la catedral dijo a CNN que la “respuesta abrumadora ha sido positiva, y muchas personas dicen lo contentas que están de que la catedral sea sede de este tipo de evento”, y agregó que las 3.000 entradas para el evento se agotaron en horas.

El decano de Canterbury, el reverendo Dr. David Monteith, dijo en un comunicado que la discoteca "no es categóricamente una 'rave en la nave'", y agregó que sería "apropiada y respetuosa con la catedral".

Mientras tanto, manifestantes cristianos se pararon frente a la catedral el jueves, pidiendo que se detuviera el evento, según informaron los medios locales, mientras que una petición en contra del evento iniciado en octubre había reunido más de 1.700 firmas el viernes por la tarde.

Los manifestantes piden al arzobispo Justin Welby "no profanar este lugar sagrado" con una discoteca, y dijeron que demostraría que "los cristianos no toman en serio su fe ni sus lugares santos".

Monteith destacó que “las catedrales siempre han sido parte de la vida comunitaria de una manera mucho más amplia que su enfoque principal como centros de culto y misión cristiana”.

"Ya sea que las personas elijan venir a la catedral de Canterbury principalmente como fieles, turistas o asistentes a nuestros eventos... siempre es un placer verlos descubrir este increíble lugar de nuevo y en sus propios términos", añadió.

El organizador de las fiestas, Silent Discos in Incredible Places, ya ha organizado eventos similares en varias otras catedrales británicas y afirmó en Instagram que trabaja con más de la mitad de las principales catedrales del país.

Follow Us on Social

Most Read