20130328-maduro
CARACAS.- Sin el carisma que protegió a Hugo Chávez de las fallas de su gestión, el presidente interino Nicolás Maduro debe encarar el problema de inseguridad en Venezuela, prometiendo devolver la paz si gana las presidenciales del 14 de abril, pese a que el aumento de los homicidios ha seguido imparable en 14 años de chavismo.

Follow Us on Social

Most Read