Si en verdad viviéramos en un país como Dinamarca, como prometió AMLO refiriéndose al sector salud, la sociedad, los juristas y la oposición no podrían