queconste
¡QUE CONSTE,… SON REFLEXIONES!
 
Una tragedia como la que vivimos el día 19 de septiembre en la ciudad de México no solamente despierta los ánimos de solidaridad y ayuda de miles y miles de mexicanos, demuestra que la fuerza civil es una realidad que se puede utilizar para mejorar las condiciones de vida y de convivencia social, también trae dolor y

queconste

         Muchos nudos en la garganta, en el alma, en el habla, en el pensar. Mucha angustia y pensamientos horribles que nos muestran la realidad a la que negamos por años acomodados en nuestro nivel de confort, olvidando a los demás, el egoísmo es brutal cuando entra en la realidad, sabes que nadie eres sin los demás y la soledad solamente es para los egoístas y ambiciosos, y para los otros, la solidaridad y el saber dar para poder recibir.

queconste

Este artículo, en realidad, lo estoy escribiendo el sábado 23 de septiembre. Estaba consultando la información en la computadora cuando empezó a sonar la alarma sísmica, me levanté a despertar a mi hijo y a tomar llaves y bajar lo más rápido posible los cuatro pisos cargando la andadera, cada grada se me hacía interminable y el tiempo me parecía cada vez más justo. Al salir, mi hijo, estaba en la calle esperándome con la preocupación en el rostro, sin zapatos y temblando por el frío, de inmediato recibía la llamada de mi esposa que desde Oaxaca preguntaba cómo estábamos y sabía que ellas estaban bien.

         Me encontraba en el departamento de Patriotismo y acababa de recibir la llamada de un amigo que me vendría a visitar diciéndome que estaba cerca. Antes, terminé de lavar unos trastes sucios y pretendía hacer la comida para mi hijo, mi amigo y yo, pero como siempre, antes de los temblores me invadió una enorme fatiga como me sucede cuando se darán  acontecimientos difíciles en mi vida y me recosté en un sillón, y ya no hice nada, me volvió a llamar mi amigo diciendo que estaba ya cerca del departamento y me levanté y me puse a consultar unos datos en la computadora, y poco después de la una de la tarde el temblor, brutal, inesperado, trágico, violento y me paré tomando la andadera que uso desde que me lastimé el tendón de Aquiles y los problemas de la

queconste 

LA TRAGEDIA REAL NOS VIENE CUANDO LOS POLÍTICOS EN VEZ DE ACTUAR, HABLAN, Y EN VEZ DE DAR, QUITAN, Y ES INCREÍBLE QUE LAS EMPRESAS DE COMERCIALIZACIÓN EXTRANJERAS O ALIADAS CON INVERSIONISTAS MEXICANOS EN VEZ DE DAR, SOLAMENTE VENDAN Y VENDAN CARO PARA QUE LOS JODIDOS PODAMOS APOYAR A LOS RESCATISTAS Y A LOS DAMNIFICADOS.

queconste

En ocasiones, con la edad, cómo que nos llegan más dentro los actos solidarios de los amigos y los seres queridos y nos hacen llorar, es bueno el saber que uno puede tener cercana una mano amiga que se extiende con solidaridad y desinterés, solo por ayudar. Y uno siente cómo le punza el corazón y como se aprieta el pecho y sale el llanto que libera el dolor y la angustia y podemos dar gracias por ello al gran creador y sabemos que al voltear al cielo entendemos la pequeñez y la grandeza del vivir y del ser.