Aquella mañana del 1 de diciembre de 2000, cuando Ernesto Zedillo Ponce de León entregó a Vicente Fox la banda