la intención de dejarlo”, es una frase elemental en la familia política, por más que se hable de democracia y alguien como Andrés Manuel López Obrador pretenda erigirse en vigilante electoral, en uso de sus facultades ciudadanas, aduce.

Aquella mañana del 1 de diciembre de 2000, cuando Ernesto Zedillo Ponce de León entregó a Vicente Fox la banda