PUES COMO DICE PORFIRIO: MORENA ES MÁS MOVIMIENTO QUE PARTIDO y usando sus "encantos" pues muestra sus "desencantos" al amenazar a Marcelo Ebrad de que lo lanzará de MORENA cuando él tenga el control del partido y algunos mal pensados ​​porque en política hay que pensar mal para acertar, dicen que a lo mejor

ES LÓGICO QUE AL ACERCARSE LA FECHA DE LA MASACRE DEL 2 DE OCTUBRE DE 1968, comienzan  las especulaciones y los intentos de desvirtuar la verdad, hay muchos implicados en el empeño y cuando pensamos que muchos fueron los “beneficiarios del 68” y lo siguen usando como un centro para tener puestos y presupuestos pues esos intentos aumentan en los tiempos actuales donde muchos se quieren poner las chaquetas “revolucionarias”

 AL AUMENTO DE LAS AGRESIONES A LAS MUJERES, al asesinato brutal, al maltrato familiar, la hostigamiento, a la persecución de brutos y tratantes, de asesinos y matanceros de niñas y chiquillas y señoritas y mujeres y ancianas, sin duda, se van acumulando los odios y los rencores, de nada les sirve denunciar cuando los brutos se quedan en las casas y mientras se hacen las investigaciones siguen con sus violencias y afectan a toda la familia,

 Hace algunos meses escribimos varias notas sobre las diferencias que se venían profundizando entre las clase media y la dirigencia de AMLO, actividades, proyectos y programas no convencían a los miembros de la clase media que sentían que se les marginaba y golpeaba, que se atentaba en su contra porque al final de cuentas las definiciones de políticas y desarrollo deberían enfocarse a las clases populares, a los más pobres y así, comenzar a dar auxilio a los millones de marginados y explotados, desocupados que por años han sido dejados a la “buena de Dios” IGUAL QUE A LOS CLASEMEDIEROS.

EL DÍA 16 DE SEPTIEMBRE SIEMPRE HABÍA SIDO UNA DÍA DE FIESTA, en las calles donde pasaban los soldados y el desfile se llenaban de sillitas y de trompetas de cartón y silbatos, gorritos de soldados, banderitas y todos comenzaban a colocarse al lado de las banquetas para esperar ver a los soldados y las caballerías de charros pasar por las calles, los batallones del pentatlón universitario, en fin, todos creímos que éramos invencibles y hasta que llegó la pandemia y nos encierra y nos deja sin desfile, pues sí que nos jodieron a todos.