Hace algunos años en varias notas periodísticas escribí sobre una experiencia que en ese momento nos pareció increíble y que posteriormente se ha convertido en una realidad espantosa en el país. En una gira para realizar algunos reportajes en Michoacán, acompañando a Don Pedro Ferriz Santa Cruz y Alexis Pola, el productor de los programas,

“HAY MULAS QUE SE SIENTAN EN SU MACHO Y NO SE QUIEREN BAJAR AUNQUE LLEGUEN A DONDE VAN, ASÍ SON LOS DOGMÁTICOS, NO LES IMPORTA QUE CAMBIEN LAS CAUSAS Y LAS CIRCUNSTANCIAS Y SE MANTIENEN EN SU MACHO SIN BAJAR Y ES QUE AL FINAL DE CUENTAS LES FALTA LO PRINCIPAL PARA ENTENDER LA REALIDAD: INTELIGENCIA. POR ESA RAZÒN NO HAY DOGMÁTICO QUE SEA INTELIGENTE PORQUE NO HAY INTELIGENTE QUE SEA DOGMATICO” charla con un buen amigo, en la Cárcel de Lecumberri, por 1969.

EL DÍA PRIMERO DE OCTUBRE DURANTE LA “MAÑANERA” EL PRESIDENTE Andrés Manuel López Obrador destacaba la verdad de lo que hiciera el EMP cuando contó la plática con Cuauhtémoc  Cárdenas donde le comentó que un buen día durante el 68 al llegar a ver a su señor padre, el General Lázaro Cárdenas, cuando llegaba salía de la casa el General Marcelino García Barragán que había llegado a comentarle algunas cosas, entre las que exponía que el EMP había sido el factor vital para la represión en Tlatelolco el Día Dos de Octubre de 1968 y que además durante el conflicto fueron los que generaron la represión y estimularon la violencia durante el conflicto.