HACE ALGUNOS DÍAS VIAJANDO RUMBO A MITLA, PASE POR UN HERMOSO PUEBLO QUE SE LLAMA MACUILXOCHITL Y ESTO ME RECORDABA aquel hermoso libro TLACAELETL, escrito por el maestro  Antonio Velasco Piña, donde relata la forma en que Tlacaeletl desarrollo los medios para que por medio de la cultura y la educación el Imperio Azteca llegara a un alto nivel de desarrollo,

LEÍA en el diario El Universal, una nota en que se comentaba que a don Gustavo Díaz Ordaz, le súper encabritaba  que le pusieran apodos, ésta práctica salida de las propias oficinas de sus colaboradores continuó usándose en contra de Don Luis Echeverría sacando una enorme cantidad de chistes y manejo de ellos en todos lados.

DURANTE LA PANDEMIA, TENDRÁN QUE ACEPTAR LAS AUTORIDADES DE QUE LOS ASESINATOS CONTRA MUJERES HAN AUMENTADO. En las casas como dicen sabiamente en mi pueblo: “cuando entra la pobreza por la puerta, el amor se va por la ventana” y empiezan los conflictos, pleitos, peleas y lógicamente las agresiones y la violencia familiar que llega al feminicidio o a la violencia familiar que afecta a hijos y parientes.

COMO QUE HEMOS LLEGADO A ESO DE QUE “LA MUERTE TIENE PERMISO”, los muertos se apilan y mucho del territorio está plagado de tumbas clandestinas, normales, donde ya no caben los muertos, asesinados, desaparecidos, viudos y huérfanos, desplazados, muertos de hambre y de terror, desocupación y enfermedades con desesperación